Hasta el infinito… Shakers

Hace unos meses os conté que me adentré en el universo de Organizaciones Exponenciales dentro de #EXO y su programa internacional.Por cierto, si quieres saber más, pincha aquí. Bien, durante el mismo, llegué a interiorizar qué significaba el trabajo para mí y que quería conseguir realmente en mi vida.

En ese camino llegué a dos conclusiones claras:

  • Mi trabajo siempre había sido una de mis pasiones. La creación, ejecución y gestión de equipos era lo mio, pero desgraciadamente, estaba perdiendo la magia.
  • Siempre prometí que al curarme de la enfermedad que sufrí de pequeño ayudaría de algún modo a esos otros niños que no tuvieron la suerte que yo y  que seguro tienen unos talentos brutales.

Inmerso en mis pensamientos me di cuenta que lo que realmente me llenaba y que por lo tanto, más me motivaba. Era emprender, construir mis ideas y con ellas, ayudar a la gente. Ayudar en el ámbito en el que la estuviéramos desarrollando:

  • Si se trataba de una automatización; al que realiza manualmente una tarea repetitiva y aburrida para que pudiera invertir mejor su tiempo mejor.
  • Si se trataba de aumentar la visibilidad; al que necesita vender más y no sabía como hacer para que le conociera más gente.
  • Si se trataba de una herramienta de analítica profesional en redes sociales (Trackin); al social media para ayudarle a poner más en valor su trabajo.

Pero entonces, algo se me iluminó por dentro y como diría mi madre “la cabra siempre tira al monte” y cuando crees que todo está controlado, viene un nuevo reto, “el reto” y te hace salir de tu zona de confort para recordarte que “esta vez sí”, vas a conseguirlo.

Quien con este eslogan y esa creatividad, no iba a dar el paso, pensarlo 🙂

El reto a partir de ese día, ya estaba decidido #ReinventingWork para que la gente con magia, no la perdiera y que el mundo, pudiera ser feliz haciendo algo que le ocupa la gran parte de su vida.Su trabajo.

El equipo, una panda de talentos que te harían acompañarles a la luna sin dudarlo si te lo pidieran, Héctor, Jaime y Jorge. Ellos además, me recordaron “posiblemente sin quererlo”, lo bonito que era mi trabajo y la suerte que teníamos de desarrollarlo.

A partir de ahí y durante este primer mes, me sumé al pensamiento, creamos y construimos una metodología ágil para que fuera la base de la plataforma que unirá trabajo y talento a distancia, juntando a  los mejores profesionales y equipos sin importar donde se encontrarán. Para conseguirlo, decidimos fusionar en nuestra startup lo mejor de nosotros:

  • La capacidad humana y las ganas de ser feliz.
  • La tecnología y lo digital.
  • La metodología y la creatividad.

Ahora, nos ponemos manos a la obra… no sin antes darnos cuenta que ser #Shaker, significa mucho más que una plataforma de trabajo y talento, ser #Shaker conlleva tener ciertas habilidades que forman un patrón y llevan tu talento al extremo en ciertas condiciones. ¡Ya lo hemos visto!, ¡Lo sabemos!, ¡Lo estamos testando!. Vamos a crear algo, para reunir a todo el mundo.

Continuara…